Dr. Carlos Carrer

Hilos Tensores Lifting sin Cirugía (Skin Tensage)

La Medicina Estética actual, realiza técnicas cada vez menos invasivas,  intervenciones pequeñas y rápidas, con resultados más naturales, para que el paciente pueda así reintegrarse a la actividad normal a la brevedad

 

 

Lifting facial sin cirugía

Una de ellas es el lifting no quirúrgico, sin cortes ni suturas con una técnica basada en la colocación de hilos tensores, que permiten un rejuvenecimiento facial de características naturales.

Es una práctica que requiere poco tiempo, la cual posibilita recuperar algunos años sin necesidad de efectuar un procedimiento quirúrgico con un postoperatorio incordioso y doloroso.

No necesariamente reemplaza a la cirugía pero, sí colabora en recuperar la tensión de los tejidos en forma inmediata y a largo plazo

Indicaciones del lifting facial sin cirugía

El procedimiento es ideal para aquellas personas que tenga envejecimiento facial prematuro ó inicial, donde aparece una flaccidez sutil en la piel del rostro, que afecta de manera negativa el aspecto  facial, por ejemplo pómulos chatos, cejas caídas, zona de la mandíbula débil.

¿Qué son los hilos tensores?

Son hilos de polipropileno o poliamidas, material biocompatible con el cuerpo humano, utilizado en operaciones cardiovasculares y oftalmológicas, que se introducen bajo la piel con una aguja guía especial.

La característica principal de estos hilos es que están provistos de pequeñas espículas que les permiten anclarse en el tejido celular subcutáneo, lo cual una vez introducidos se traccionan en la dirección justa, obteniéndose así el efecto lifting en la zona a tratar, ya sea el cuello, los pómulos, las cejas, los glúteos y brazos.

Después de la colocación de los hilos tensores

Se puede retomar las actividades regulares al día siguiente, debiendo descansar ese mismo día en posición semi-sentada, sin apoyar los sectores tratados.

Los resultados recientes pueden verse luego de finalizada la intervención, mientras que para los resultados definitivos se deben esperar de 2 a 3 meses, para que los hilos se asienten en el tejido y se acomoden en sus efectos de anclaje.