Dr. Carlos Carrer

Nutrigenética

 

El estudio de Nutrigenética nos permite evaluar la relación entre los genes, salud y alimentos; ingerimos múltiples alimentos, cada uno de ellos con sustancias biológicamentes activas, muchas de las cuales pueden tener un potencial benéfico para la salud o en otros casos, ser perjudicial. De esta forma la interacción de la genética y el medio ambiente con el que se relaciona una  persona determinará su estado de salud o enfermedad.

A través del estudio de Nutrigenética se logra realizar un tipo de dieta personalizada, basada en el perfil genético y nuestros hábitos de vida. Se integra la genética y la nutrición en el cuidado de la salud, como una prevención altamente personalizada teniendo en cuenta la constitución genética individual y la respuesta a nutrientes específicos.

Se amplía el estudio Nutrigenético con análisis específicos:

Test de intolerancia alimenticia  (ALCA TEST)

Niveles de Omega 3  y  Omega 6

 

 

Sentirse bien Comiendo Saludable

Alimentación Fisiológica

La alimentación Fisiológica es un régimen sin dieta, es una modalidad de alimentación no restrictiva con la que se aprense a regular la ingesta sobre la base del hambre y la saciedad, utilizando preferentemente alimentos naturales.

Todos nacemos sabiendo comer de manera fisiológica: solo en respuesta al hambre, sólo alimentos naturales y solo hasta alcanzar la saciedad. Pero esa habilidad innata se anula precozmente por las modalidades civilizadas de alimentación (excesos y dietas) y por el uso indiscriminado de alimentos refinados e industrializados que nos imponen desde la infancia. Nos enseñan a comer sin hambre, cualquier tipo de alimentos y hasta la  plenitud. Para poder comer de manera fisiológica hay que aprender a sincronizar la ingesta de alimentos con el hambre estomacal. Ése es el momento exacto en el que el tubo digestivo está preparado y receptivo; en ese momento la capacidad de aprovechamiento energético es óptima. Además, cuando se come por hambre, la energía proveniente del alimento ingerido se utiliza para procesos metabólicos del organismo y se consume rápidamente. En cambio, cuando se come sin hambre, el metabolismo está menos receptivo y la energía preveniente del  alimento ingerido tiende a acumularse como reserva de grasa dentro del tejido adiposo.

 

Bases de una dieta alcalina

Los alimentos, por lo general, se clasifican en ácidos o alcalinos basados en sus valores de pH, en el residuo que dejan en el cuerpo humano después de que son metabolizados. Este efecto resulta del contenido mineral de los alimentos y, por ende, del residuo de ceniza que queda en el cuerpo después de haberlos consumidos.

La dieta alcalina no es una dieta que se relaciona con la alimentación baja en grasas o en carbohidratos, sino que propone una buena nutrición para bajar de peso, elevar el nivel de energía y ayudar a evitar problemas de salud, por medio del equilibrio ácido/alcalino.

El ambiente interno de nuestro cuerpo posee un pH (medida de acidez o alcalinidad) de cerca de 7.4., por lo tanto, nuestro cuerpo es un medio alcalino.

Ante diversas reacciones tales como el stress, las inflamaciones o el consumo de alimentos con alto contenido de grasa o acidez, el cuerpo intenta mantener el equilibrio, ajustar el pH y lograr que todos los sistemas orgánicos funcionen de manera óptima.

La dieta alcalina se compone de aproximadamente de un 80% de alimentos alcalinos y un 20% de alimentos ácidos.

Una dieta con base alcalina, sin duda, es beneficiosa para nuestra salud, ya que intenta eliminar los alimentos procesados, las proteínas animales, los lácteos, el azúcar y la cafeína, a cambio de sumar minerales alcalinos como el sodio, potasio, magnesio y calcio.

El secreto de la dieta alcalina consiste en reducir el consumo de productos ácidos, aumentar la cantidad de productos alcalinos y buscar el equilibrio en la alimentación, eligiendo a conciencia lo que nos llevamos a la boca.

“Que el alimento sea tu medicina, que tu medicina sea tu alimento”. (Hipocrates)

 

 

TEST DE INTOLERANCIA ALIMENTICIA

El Test de intolerancia alimenticia es un análisis de sangre en el cual se reproduce en el laboratorio la respuesta a tiempo real de nuestras células sanguíneas frente a 200 alimentos distintos (los más habituales de nuestra dieta).

Las células sanguíneas humanas son susceptibles de reaccionar frente a ciertos alimentos. En estos casos se habla de intolerancia alimentaria. Al reaccionar frente a un alimento, las células sanguíneas liberan sustancias nocivas, agresivas para nuestro organismo. El Test estudia el comportamiento específico de nuestras  propias células frente a cada alimento, definiendo así nuestro carnet de identidad alimentario. La reactividad frente a determinados alimentos nos da la pauta para determinar aquellos que son conflictivos para nuestro organismo.

¿PARA QUÉ SIRVE?

Es una herramienta de diagnóstico más que debe ser interpretada por un profesional médico. Su función es proporcionar  más información, sobre su metabolismo, respecto a sus intolerancias alimentarias, con el fin de personalizar al máximo su dieta y obtener el máximo resultado de su tratamiento. Afecciones como el dolor de cabeza o estómago, diarrea, sobrepeso, fatiga crónica, problemas de la piel e incluso inflamación de articulaciones pueden tener su origen en el consumo de determinados alimentos que nuestro organismo no tolera. Y es que podemos tener intolerancia alimentaria sin saberlo, a componentes de nuestra dieta cotidiana tan comunes como la leche, los huevos, los hidratos de carbono, etc.