Dr. Carlos Carrer

Canelones con Acelgas y Piñones

Una de las verduras más nutritivas que podemos encontrar en el mercado es la acelga. Esta planta de hojas verdes destaca por su gran cantidad de componentes beneficiosos para el organismo y su ausencia de grasas y calorías. Sus hojas son muy verdes, lisas y grandes, y ofrecen al cocinero gran versatilidad a la hora de elaborar platos muy nutritivos. Algunas de las mayores ventajas de las acelgas son su alto contenido en fibra, su ausencia de grasas, su escaso valor calórico y su alto contenido en agua, lo que la convierte en una verdura diurética, ideal para regímenes de adelgazamiento. Las acelgas son, sobre todo, ricas en potasio, un mineral esencial para eliminar toxinas, gracias a su efecto sobre la función renal. El potasio, además, es fundamental en el sistema nervioso y cardiovascular.

Ingredientes de la receta:

• 16 laminas de canelones (recomendamos el de cultivo biológico)

• 750 gr. de acelgas

• 50 gr. de piñones

• 150 gr. de queso fresco

• 1 cebolla finamente picada

• 1 manojo de albahaca

• 1 huevo

• 50 gr. de queso parmesano

• 50 g de queso manchego

• 1 l. de salsa bechamel

• Aceite de oliva

• Sal y pimienta

Preparación de la receta:

1. Limpiar y lavar muy bien las acelgas.

2. Poner las hojas en una olla con agua hirviendo y sal. Dejar que se cuezan quince minutos, removiendo de vez en cuando.

3. Una vez cocidas, escurrir bien. Pasarlas a un recipiente con agua y hielo para que recuperen su tersura.

4. Picarlas finamente y reservar.

5. En una sartén con un poco de aceite, poner a freír la cebolla, hasta que empiece a dorarse. Añadir entonces las acelgas, junto con la albahaca. Saltear unos minutos y dejar que enfríe.

6. En un bol batir bien el huevo, de modo que quede más como una espuma que líquido, y lo mezclarlo con el queso fresco.

7. Añadir entonces la mitad del queso parmesano y todo el manchego rallados, los piñones, que previamente habremos salteado en una sartén para que se tuesten un poco, las espinacas troceadas y unas cucharadas de bechamel.

8. Remover y mezclar bien, de modo que quede cremoso, pero no sólido.

9. Sazonar con pimienta blanca molida y sal.

10. Los canelones deben cocerse siguiendo las instrucciones del fabricante que vienen en todos los empaques.

11. A continuación se rellenan con la pasta, se colocan en una fuente, muy juntos y se cubren con la bechamel y el resto del parmesano. Horno a 180ºC, 30 minutos y listo.